Tienda online especializada para Bebés y Niños en Colombia | Babycentro.com

Ver todos los productos

Cómo escoger un extractor de leche adecuado para tí (y tu bebé)

Publicado por Juliana Velásquez en

Ser madre es una experiencia sublime, nada se compara.

 

Nuestro bebé es, básicamente, nuestra vida. Por eso hacemos todo para que no le falta nada. Empezando por su alimentación.

 

Como mamá, nuestra principal preocupación es alimentar bien al bebé. 

 

No es necesario escribir un artículo para decir que el mejor alimento que puede recibir un bebé es la leche materna. Todas lo sabemos.

 Lo que no sabemos antes de dar a luz, es que algunas veces - cuando digo “algunas veces” quiero decir: casi Siempre - surgen situaciones que no esperamos.

 

Desde razones médicas (bebé prematuro o alguna condición que no le permite alimentarse normalmente) hasta razones sociales (volver al trabajo, ir a un evento) pueden impedir que amamantemos a nuestro bebé de forma directa.

 

Ya sea porque la mamá necesita estimular la producción de leche, porque necesita dormir así sea unos minutos o por muchas otras razones, un extractor de leche materna puede convertirse en una gran ayuda.

 

Así como hay muchísimos tipos de uso, hay muchos tipos de extractores. Dependiendo de tu necesidad hay un tipo de extractor que te servirá mejor que otros.

 

 

1. Yo quiero lactancia 100% directa, no necesito extractor.

 

Muchas madres sueñan con este momento. Con crear esa conexión mágica con su bebé a través de la lactancia.

 

Algunas lo logran. En este caso, un extractor manual te puede ayudar.
Cuando mi hija tenía 4 días, tuvo que ser hospitalizada. No podía amamantarla normalmente. Pero eso no significó que tuviera que darle algún “reemplazo” de mi leche materna.
 

 

Así que por recomendación del pediatra, mandé a mi esposo a comprar compré un combo de extractor manual sencillo y me pude extraer leche para Isabel.

 

Después tuve otra situación (menos grave), mi mejor amiga se casó. Dejé a mi bebé con mis papás y de nuevo el extractor me dió la mano.

 

Pero incluso en extractores manuales, hay dos tipos:

  • Sencillos: Sirven para lo que sirve un extractor, para extraer.
  • Dos fases: No solo ayudan a extraer la leche. También tienen una fase de estimulación.


Así no planees usarlo nunca, no está de más tener un extractor manual listo “por si acaso”.

 

 

2. Sé que lo voy a usar en ciertas ocasiones

 

Hay mamás que tienen planeados con exactitud sus próximos 15 meses.

 

Sí, las que saben antes de que su hijo nazca, donde le van a celebrar el primer cumpleaños.

 

Para esas mamás, que además saben que solo usarán el extractor una decena de veces, la mejor solución es un extractor eléctrico sencillo.

 

Con un precio muy cómodo, les permitirá dejarle la leche lista al bebé esas 2 o 3 veces al mes que saben que no podrán amamantarlo.

 

Es una solución práctica para resolver situaciones no esperadas.

 

 

3. Va a ser mi salvador

 

 

Entre lo que siempre hemos soñado y lo que realmente sucede cuando tenemos a nuestro bebé, se interpone una pequeña cosa, se llama VIDA.

 

El trabajo, problemas de succión del bebé, unos minutos más de sueño, ir a recoger al papá a la oficina, en fin, cualquier cosa puede suceder que no le permita a una mamá darle pecho a su bebé.

 

Y el resto más escaso que todas tenemos se llama tiempo.

 

Para estas mamás (que somos la mayoría), la mejor herramienta durante su lactancia es un extractor que haga su labor rápido (para no pasar horas en el trabajo extrayendo leche), de forma suave (la lactancia, contrario a lo que nos han dicho, no debe ser dolorosa) y sobre todo que estimule de forma homogénea la producción de leche.

 

En este caso un extractor eléctrico doble es esa navaja suiza que te servirá para cualquier ocasión. Además hará la tarea en una fracción del tiempo

 

 

En conclusión

 

La lactancia es un momento único. Disfrútalo.

Analiza bien las circunstancias como vivirás la lactancia con tu bebé. Eres una mamá muy ocupada, necesitas descansar o definitivamente quieres intentar una lactancia 100% directa.

 

 

Todos los escenarios son válidos y es una decisión individual.

Ten también en cuenta que en algunos casos la producción de leche no será la deseada, así que ten listo un plan b.

 

 
En cualquiera de los casos, consúltalo con el pediatra antes de tomar cualquier decisión.
 
Recuerda que un buen extractor de leche te ayudará a tener la energía para que disfrutes mucho más esa época tan hermosa junto a tu bebé.


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua


Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados